Sobre mí


¡Hola, soy Cami! 🌟 La mente creativa detrás de Mermelada de Mora. Nací en los años 90 y desde que tengo memoria, el tejido ha sido mi lugar de confort y creatividad. Desde los 5 años, me sumergí en el mundo de las manualidades, obsesionada con plasmar mis ideas en cualquier material que encontrara a mi alcance.

El 2010 marcó un antes y un después. Caminando por las calles de Santiago, encontré a alguien vendiendo “títeres de dedo”, pequeñas maravillas tejidas a máquina que costaban apenas 100 pesos. Ese día, algo hizo clic. Recordé un cuento sobre muñecos tejidos que había leído, y la semilla de la curiosidad por ese nuevo concepto quedó sembrada. Rápidamente, me sumergí en el mundo de los “peluches tejidos” en Internet y mi universo se expandió de colores y texturas.

Fue así como me topé con el “Curso básico de amigurumis, por Chu” de Maria (Chu) Yeoshen , y con él, tejí mi primer amigurumi. Desde entonces, el tejido se convirtió en un componente importante de mi vida. Cada día es una oportunidad para aprender de otros, mejorar técnicas y, sobre todo, para admirar la belleza de la imperfección en mis creaciones.

Mermelada de Mora, mi marca, toma su nombre del anime “Marmalade Boy” y se inspira en mi color favorito. En este rincón de las manualidades, mezclo mi amor por el tejido con mi pasión por la cultura oriental y friki. Mi deseo es ofrecerte las herramientas y construir un espacio seguro. Quiero que todos tengan la oportunidad de sorprender a sus seres queridos con productos hechos a mano, ya sea por mí o por ustedes mismos. ¡En Mermelada de Mora, todos somos parte de una comunidad donde la creatividad y el cariño se entrelazan para crear momentos inolvidables! 🧶💖

Les doy la bienvenida ✨